0
Items : 0
Subtotal : 0.00 
View CartCheck Out
0
Items : 0
Subtotal : 0.00 
View CartCheck Out

Una razón para jugar; el absurdo lógico

No necesitas ninguna razón para jugar.

De pequeños jugamos porque nos gusta jugar (porque nos dejan jugar). De mayores no jugamos porque se nos olvida jugar (porque no nos dejan jugar). Debemos recuperar el juego porque nos hace felices. Nos divierte, nos estimula, nos libera, nos mejora el día. El juego no es parte de la infancia, es parte de la vida. Dedica algo de tu tiempo a jugar, y el juego te regalará algo de felicidad. Porque… ¿Qué es la felicidad? Cuantas veces te has preguntado; ¿Soy feliz? Pregúntatelo la próxima vez que estés jugando, aunque creo que no tendrás tiempo porque estarás simplemente siéndolo.

Lo siguiente son unos regalitos. Una TED TALK que inspiró lo precedente y la página de Improv everywhere que espero os inspire para lo consecuente. ¡¡A jugar!! ¡¡A ser felices!!

Improv Everywhere tiene fans en Paris y Barcelona (entre otras muchas ciudades). Podéis encontrarlos en Facebook e incluso proponer el próximo juego.

¡No dejéis pasar la oportunidad de jugar un rato, no dejéis nunca pasar la oportunidad de ser felices!